El que tenga ojos que vea, el que tenga oídos que escuche, y el que no pueda encontrar la paz que luche.

martes, 18 de diciembre de 2012

Martes.

Viajar en las profundidades de un mar creado de tus lágrimas calladas. 
Escalar montañas con la fuerza que me transmite tu intensa mirada.

Huir, escapar de dónde por inercia no queríamos estar,
callar, hablar de todas esas cosas que corrompen nuestra humanidad.

Llorar por todas las cosas que un día dejamos escapar,
reventar, odiar a la rabia porque nos hizo presos, al no quererla liberar.

Pasar, marchar del rincón en el que besamos por primera vez a la soledad,
Esperar que la noche se haga apocalíptica para poder regresar,
allá dónde no hay arena, tan sólo mar.

Excusar todos nuestros errores, tocar el cielo en un descuido, y volar.





lunes, 17 de diciembre de 2012

No tengo la necesidad de que nadie me entienda, sé que no podríais hacerlo.

Migraré de aquí, 
pero no diré jamás a dónde fui.
Llorarán por mí,
me odiarás por partir.

No llegará la revolución,
si no mi perdición,
pero me hallo expectante,
hasta que ella explote.

Tengo fe en algo,
no en la humanidad, claro.
Pero algo habrá,
para hacer reflexionar.

Para que explote en las caras de los miserables,
el dolor de la miseria que crea este mundo lamentable.

Que el fuego del final de los días, se lleve el odio, la codicia.
Que se lleve la podedumbre de las almas que se asfixian,
que se evaporen las calumnias e injusticias,
que estalle en sus pechos eso que algún poeta llamó amor.

























CLOSED.

Repito: no tengo la necesidad de que nadie me entienda.

domingo, 16 de diciembre de 2012

Joder, si viviera en Verano todo el año...



















El calor, el olor a sal.
Amanecer cada mañana
justo a la hora del alba.

El estremecedor rugido del mar furioso,
las olas acunándome en su espuma,
El mar parece un espejo, se ve un reflejo
de la madre Luna.

Sale caro el Invierno, lejos de su arena.
Dónde tomaba el Sol, ahora la cara me hiela.
El Viento poderoso nos aleja,
dice que esperemos a que llegue Primavera.

Aún recuerdo cada puto milímetro de aquellas sábanas,
dónde solo el Odio vomitabas.
Ese techo donde tu mirada se quedó clavada,
y hoy te desgarra lentamente la espalda.

sábado, 15 de diciembre de 2012

Escribir así después de tanto tiempo me sana.


Cualquiera puede hacer que me largue de aquí. Lo único que podría retenerme sería tu voz. El lugar donde atrincherarme, tu piel. El suave gemido de rozarnos, el fuego en los ojos de quién busca placer.

El ruido ensordecedor de tu respiración, 
el eco de mis pensamientos. 
El más allá por uno solo,
 el color que no es del todo.

El sabor de tu saliva, 
el desconcierto de mis expectativas. 
El dolor de una evasiva, 
la tranquilidad de tu presencia junto a la mía.

El delicado perfume de tu cuello, el profundo dolor de una espina que se clava, de un amor que asesina, de una historia antigua que nos condena... El crujir al romper mis cadenas, que se nos caigan de los ojos las vendas.

lunes, 10 de diciembre de 2012

Ilustre

Ese silencio que me mata,
esa estupidez humana,
que nos saluda cada mañana.

Ese pánico a la cama,
vacía e insomne, me acuesto con el drama,
aunque sonría todo lo que puedo,
ya lo creo.

Nunca me he parado a preguntarme,
qué coño hacemos aquí?
Porqué ahora?
Podría ser demasiado tarde.

Me miro al espejo, y me canso.

Nadie lo sabe, nadie me salva.

Lo que hubo entre tú, mi cama y el whisky helado,
nos deja atados, desolados, desarraigados.



Lo que podría haber sido y no fue,
lo que anestesié bebiendo de tus labios,
el licor sabía amargo,
pero el placer fue infinito al cortarme con tus lágrimas de cristal.

El dolor me gusta, lo reconozco.
Ideas oscuras en mi cabeza, mientras sea el mío dolor
o el de quien me quiere herir.

No estoy hecha pa ser comprendida,
ni mucho menos, sólo tengo heridas,
de bala, de besos, de excesos...

La curiosidad me hace el amor,
aunque yo quiero follarme a tu silencio,
mi subconsciente me dice; calma.

Mejor me callo que una vez más no soporto la luz del alba.



...
Reconozco que estoy en mi época más eskizofrénica y poco lógica, chico, será esta hierba que me trastoca la forma de ver las cosas, serán las ganas de que me ates.

domingo, 9 de diciembre de 2012

desechando olvidos y causas perdidas, hijos del olvido, putos malnacidos

Cada alivio me lleva a una nueva inquietud chico,
Desde la sombra veo el abismo 
que me mira desafiante,
con dos Lunas por ojos el hijo puta.

Escupo las palabras, marco el camino,
no sé que será de mi piel si nos rendimos,
tengo una mente tan jodida que a veces me contradigo.
Y por eso a mi puto ego lo maldigo.

Caladas desordenadas en un paraíso en tus pestañas,
caigo rendida en la cama, pero sólo el insomnio me llama,
esquivo soplapollas a diario, pero calma,
me quedaré haciendo rutas imaginarias en tu espalda.

Ya no queda nada bueno en mi mundo,
en mis letras perdí el rumbo,
no sé lo que siento, y me voy a la mierda
y me hundo.

Demasiada palabrería por parte de algunos,
yo me dejo caer de nuevo en éste puto humo,
me tiene hipnotizada.
Doy otra calada.

Y la noche que parece que no acaba,
somos hijos de la nada,
y la humanidad mira desfasada,
a las mujeres que callan y los hombres que se ahogan.



Y cuando llegue el alba,
no quedará ya nada,
apenas habremos vivido,
y cómo no, volveremos a repetirlo.


- Cómo es posible estar tan ciega durante tantísimo tiempo? Teniendo en frente lo mismo que tengo dentro?

Évole, Évole...

Cuando no había crisis #TirarComida daba igual y ahora programitas pa calmar a la población y que se queden tranquilitos en sus sofás mientras ven Salvados.



Estoy viendo La Sexta. Por twitter, corren muchos rumores y sin casi ver a éste tío ya me he hecho una imagen de él. Es cierto que tiene cojones, es un buen periodista, se atreve con cosas que pocos se atreverían tal como está la situación y la manipulación mediática. La Sexta es de Antena 3, que es de derechas a más no poder. Me parece genial que haya éste tipo de programas, pero a mi ver éste tio es un demagogo, es decir, utiliza una estrategia para conseguir algo, en éste caso, llenarse el bolsillo. La demagogia, es utilizada mucho por los partidos políticos. De ésta forma, ciertas personas consiguen a través de la demagogia, utilizando los prejuicios, miedos y emociones de la gente.¿ En qué cabeza cabría ahora un programa sobre ricos enseñando sus casas? Pues hace 2 años La Sexta estaba llena de programas así, mujeres ricas, quien vive ahí... etc etc. Qué pasa? Estamos en un momento de inestabilidad política, social, mental, económica, de valores... Los ciudadanos/borreguitos necesitan que LA TELEVISIÓN, uno de los principales medios de información(manipulación) emita éste tipo de programas, porque si ya nos hemos tambaleado, podemos hacer caer a los de arriba, por lo tanto, ésto es necesario para el mantenimiento del poder del Estado. Bien, ahora en el tema social, sí está muy bien que se saquen a la luz ciertas cosas, se informe... pero nos encontramos con el mismo problema de siempre: LA COMODIDAD. La comodidad que tenemos las personas de sentarnos en el sofá y ver Salvados (por ejemplo) también podría ser El Intermedio o Al Rojo Vivo que también son de la sexta y tratan temas sociales, se quejan de la derecha BLA BLA BLA. Bueno, ésta comodidad, nos imposibilita la capacidad de tener curiosidad, de informarnos, de buscar, de contrastar opiniones. Entonces, si somos tan cómodos, les facilitamos el atarnos las muñecas con sus cuerdas llenas de hipocresía y mentiras. Y como no podría ser de otra manera, mucha gente mientras ve éste programa, incoscientemente, a mi parecer, piensa que bueno... no está todo perdido, que aún hay gente que se preocupa por los desahuciados, por los que pasan hambre, por la precariedad laboral, por los recortes sociales... etcétera. ¿Y qué hacen? Se tranquilizan y se quedan en el sofá. Y ese precisamente es el objetivo de los de arriba. En definitiva, que intentan que el rancio fascismo que hay hoy por hoy en España, huela un poquito menos a mierda, para que la gente deje de preocuparse y siga tragando... éso, mierda.

sábado, 8 de diciembre de 2012

sábado

Lo mejor es dejar de preguntarse porqué. Fumar un poco y pensar que aguantaste un día más. Parecer torpe y tonta. Desilusionarse de ilusiones estúpidas. Abrir una lata y pensar que ya está. Que cada cosa tiene su tiempo, que hay que relajarse. Observar el cielo a través de las pestañas, imaginar que donde acabe la noche morirá el mañana. Escribir cómo si de tu forma de comunicar se tratara. Llorar lágrimas secas, ahogar penas con vasos de Ginebra. Sangrar por los costados, soñar que le has tocado. Romper los esquemas, acariciar límites y no dormir jamás en camas ajenas. Olvidarte del calendario y dormir 18 horas. Despertar y preguntarte ¿porqué? Mierda.

Entre perros con rabia, gatos con sarna...

Me acojo a la Quinta Enmienda, con la mierda que tengo en la cabeza no hay razón pa salir de 

ésta habitación siquiera.






Cada paso se ha vuelto más cauteloso.
No fui quién debería haber sido,
y me arrepiento.

jueves, 6 de diciembre de 2012

Después del frío siempre habrá calor, y viceversa.



Puede ser que el frío caiga lento,
que las notas de sus dedos recorran mi cuerpo.
Y se forme una melodía mientras exploto,
mientras todo ahí fuera pierde significado.

Puede que alguien se estanque en el pasado,
lo sé, porque me ha pasado, me he estancado.
Quién no lo ha hecho?

Puede arder cada cicatriz,
quemar cada recuerdo.
Las calles siempre esconden viejos secretos.

Y es ese momento, en el que no pediría 
ni un segundo más de vida.
Ese momento en que comprendes,
ese momento en el que todo se esclarece.





Demasiado poco pa los veinte.

Como norma general las cosas suelen empezar a tener sentido cuánto más jodidamente desordenada está tu vida. Cada decisión te lleva ante otra. La vida nos parece difícil y lo único que hay que hacer (irónicamente) es dejar que pase. Todo sigue una línea temporal, recta o con desviaciones, pero al final del todo, siempre llegaremos al mismo punto. Sólo hay que respirar.

Ése puto instante en el que te enfrentas a tu depresión, y le preguntas; ¿Porqué tiene que ir mal? Mañana irá mejor. 


La paz está rota.


martes, 4 de diciembre de 2012

Soledad y Orgullo.

Todas éstas sensaciones desembocan en una sola y única conclusión, que siempre estaré mejor sola. Mejor alejarme del calor, del cariño. Alejarme de mí misma. No sirvo para querer tal vez. Si ni siquiera puedo amar la vida, ¿cómo amar algo que proviene de ella?























Oh bella y tierna, Soledad.
Tú que amaneces a mi lado cada mañana,
yo esperando que me abraces en mi cama.
Oh misericordiosa y comprensiva Soledad.

Hago odas a mis demonios,
pero continúan ardiendo dentro.
Mi Soledad a la Estabilidad pidió matrimonio,
pero el Hastío no volvería a comerle el coño.

A penas encuentro sentido a los días,
y las horas con la Desesperación hacen orgías.
Cuántas veces ansié escuchar que me querías,
que te ibas, pero que volverías.

Y ahora, tan sólo, espero.
Espero, pero ya no desespero.
Porque el dolor es acumulable, pero no eterno.

domingo, 2 de diciembre de 2012

Por...



Por la fuerza de voluntad que pocas veces sale a saludarme,
 por su pelo, por las tardes interminables,
 por este corazón de alambre. 


Por los besos que quedan en el aire
por su piel y un vaso de Jack Daniels
por las noches que caen y no saben
por su dolor, por mi desastre.


Por la sangre que corre por mis venas,
por ese veneno que quieres que beba,
por el placer de ponerme ciega a ginebra,
cuando algo no marcha...


Por las noches en vela, 
por el pájaro que en su jaula no vuela,
por la frustración,
por la podedumbre del planeta.


Por el humo y por las velas,
porque te quiero, porque me odio.
Porque no sabes lo que dices sobrio.


Porque no eres nadie y a la vez alguien,
abstracto y lejano,
por huir de tus pecados,
por enfrentarte al mundo, aun sabiendo que será en vano.


Porque estos versos me acuchillan,
porque tus ojos escuecen,
[y a penas la luna brilla],
y los míos oscurecen.

Horas muertas.



Hay días en los que me quedaría bajo el chorro de agua caliente de la ducha, durante horas, hasta perder la noción del tiempo, la noción de mi misma. Derrocho los minutos como si no tuvieran valor alguno, hace días que me pasa... El frío comienza a confundirme, yo misma me alejo de todo y de todos. Inconscientemente te echo de menos, conscientemente me pregunto qué haré mañana... El tiempo me come las entrañas, los minutos se me clavan y he olvidado la profundidad de tus ojos, la frondosidad de tus pestañas hablando de cambios, hablándome de dolor y de rabia. He perdido éstas horas muertas, que ni avanzan ni cambian, es como una constante matemática esta desidia...


martes, 20 de noviembre de 2012

contradicciones

Todo se reduce a nada. El dolor desquicia a la humanidad, pero hay una capa de ignorancia. Echo de menos el calor... Pero estoy mejor en soledad. La tristeza ya no me puede, ahora me pide cita la apatía. La indiferencia me sentencia. Escucho algo de Pink Floyd y fumo algo de hierba para viajar un rato. Escasean las ideas. Me desmontan esos ojos, y sin embargo nada me mueve a luchar por nadie. 



Si no lucho por nadie, es porque nunca nadie luchó por mí, y los que lo hicieron, me perdieron.

CONTRADICCIÓN

sábado, 17 de noviembre de 2012

Sangre.


Y cuando pasen los años, ya no seremos más que un recuerdo de lo que fuimos, quedarán resquicios de lo que un día pudimos llegar a sentir, pero tanta ceniza, habrá cubierto ya el dolor que nos provocaron, y el fuego, arderá por última vez en su colchón, para despedirse definitivamente de la cruel humanidad.


El error fundamental de una persona, es que en vez de preocuparse por lo que es, se pasa media vida intentando ser lo que no es.

martes, 13 de noviembre de 2012

La revolución se pudre en sus ojos. Camina hacia el horizonte, y si ya era utópico, éste se aleja todavía más. Las lágrimas corren por sus mejillas, la piel escarchada, le escuece. El sonido repetitivo de un debate político  en la televisión, la abruma. Está tan quemada. Pero de repente, abre los ojos. "Si vale la pena, no será fácil." Y se pone manos a la obra.

Gracias a todos los que un día dudaron de mí, gracias a los que me dijeron que era imposible, que no serviría de nada. Y sobre todo, gracias a las personas que caminaron de mi mano.

viernes, 9 de noviembre de 2012

No tiene que ver.

Lo que escribo son sentimientos, sensaciones puntuales, no mi estado de ánimo subnormales.

Carnal.

Te observo a través de mis pestañas,
la lluvia tiene la última palabra,
que pasará mañana te marchas?
Me pregunta mi subconsciente cuando callas.

A penas puedo describir esta sensación,
que patrocinan tus labios,
pasa el tren, y yo en la estación,
parada, escuchándote hablar de cambios

La lluvia me reclama,
 mis manos ansiosas por recorrer tu espalda,
la droga me llama, 
pero resisto, deseando dormir en tu cama.



 Todo va más rápido de lo que debería, pero estamos mal acostumbrados, yo me conformo con perderme en tus ojos una vez al día...


Me excita tu calma, 
me llaman tus palabras, 
sangro si te marchas,
 me quemo si te callas.

jueves, 8 de noviembre de 2012

R

Se demacraron tus besos ansiosos y torpes, 
recorriendo las calles vacías, veo tu fantasma.
Tu locura quedó atrás para ignorarme.
Para corromper mi alma,
mientras me observas desangrarme

Fui consciente durante unos días del desequilibrio que suponía tu presencia en mi vida. Decidí alejarme, olvidarte, y al cabo de un tiempo te marchaste lejos de mi vientre. Las heridas comenzaron a supurar, tantos años intentando cicatrizar, para que tu ausencia pudra los puntos de sutura de mi alma, y se abran.

Apenas puedo hacer coherente mi carta, mis frases no toman forma, se debilitan ante tu absoluto silencio. Y es otro día más.

jueves, 1 de noviembre de 2012

ansiedad

Me está torturando, su mirada insana, la línea apretada que cierra sus labios esculpidos. Me está matando, esta noche eterna, la espera de algo que no llega, y la angustia de sentir demasiado, de ir más allá, de que un sueño describa lo que mi cabeza desea pero mi boca no se atreve a decir. Callada, escucho el crujir de la madera, soñando con que me tocas y el alma se eleva. Las velas al apagarse, me desvelan, despierto desconcertada, pensando que duermes en mi cama, pero me giro y caigo de nuevo en un drama. No sé qué va a ser de este capricho, pero me tiene embobada, hasta duermo mejor por las noches sólo pa soñarle, bajo la luna clara. Bajo promesas de revolución, rabia y amor. Su silencio implica mis suspiros, apenas si le miro, me retuerce por dentro la idea de que nunca sea mío. Incontrolables las nauseas y los abismos de mi estómago si deseo encontrarme con su mirada. Me ahogo nada más que en palabras, me pregunto si lee mis pensamientos, me pregunto si siente lo que yo siento. 

lunes, 29 de octubre de 2012

Pedazos de un puzzle sin final concreto.

Pienso en hablarte. Quiero saber de ti, pero me frena tu actitud cobarde, quemándome en el pecho desde antes de ayer.  Otro gozará de mis promesas, mi piel arderá lejos de la tuya y volveremos a encontrarnos, entonces mi alma me aconsejará que huya. El frío en mi piel se hace insoportable, pero resisto, al fin y al cabo un invierno polar más, sin nada que entregar, con mucho por andar... Y veo esos ojos y me congelan, se oscurecen cuando hablan de revolución, y la pasión enciende la llama de la vela que brilla en mi ventana, por si vuelves cualquier madrugada...

vuelve el invierno y yo me inmolo en un cuaderno repleto de promesas sin cumplir, deseos derretidos y tus labios esperando partir lejos de aquí

martes, 23 de octubre de 2012

En pie de guerra...

La nostalgia golpea las ventanas. 
Todo está en paz, por la mañana.

No podemos anticiparnos a lo que va a suceder, pero los hechos son claros y concisos. La rabia es como el contenido de una gran bolsa de basura. Mientras no la tocan, no estalla, pero el problema de la rabia de la sociedad de hoy en día, es que hay gente saltando sobre nuestra bolsa. Ponemos (o nos ponen) tiritas, parches, con el fin de cubrir heridas con mentiras, falsas promesas y manipulación. Físicamente, la bolsa ha de estallar, romperse por algún sitio, para que la rabia fluya. Si no estalla, corremos el riesgo de que el día que queramos luchar, sea demasiado tarde y nuestra rabia esté completamente sometida. Se llevan nuestra libertad de expresión, nuestros derechos son despreciados y tirados al vertedero. Y la gente sigue en sus putas casas, viendo la puta televisión. 


Qué bien se ven los muertos de hambre en una televisión de plasma ¿no?

lunes, 22 de octubre de 2012

De nuevo.

Quizás soy demasiado depresiva a simple vista, 
pero para mí la tristeza es la más bella musa.
Siempre a mi lado, marchita y a la vez viva.

Escondo mucho más de lo que eres capaz de ver,
el que se deja eclipsar por otros, acaba cubierto de mierda,
Yo pongo el alma en cada letra,
tú tan sólo te pones metas, que limitan.


"Mi corazón va viento en popa cuando embarcamos..."

Despierto. Otra vez ese sueño, distinta situación, mismo fin. Al volver del sueño a la realidad, mis ojos estallan en lágrimas. He vuelto a tenerte, y a perderte. Todo parecía tan irreal en el sueño, tan falso, tan imposible... Todo, menos tú. Ese atisbo de luz que me transmitían tus ojos... Y pensar que estás tan lejos que aunque quisiera no podría ir a verte... Que todavía sigues clavado en mi subconsciente. 

No tengo suficiente tiempo como para perderlo con estupideces. 

sábado, 20 de octubre de 2012

A la vista...

Pude ver la decepción hundida en su mar. Pude ver los fantasmas que lo atraían hasta hacerlo vomitar. Respiró el olor de las mentiras, lejos, donde se creía seguro. El mundo fue empequeñeciendo, hasta estrujarle los huesos, la lava fue quemando su pelo. Su piel cicatrizó entera, después de tantas horas de espera. No es el tiempo, si no el dolor, el que me determina. Ando vacía, desde hace mucho, ni siquiera estoy alerta, mi corazón envenena desde lejos y la coraza se endurece tras los senos. Vivo al fin y al cabo pa echar de menos, para imaginarnos cada milímetro hasta que desvanece el sueño. La noche cae, y no espero nada, enserio.

martes, 9 de octubre de 2012

Y de repente, me falta algo.
La noche oscura se abalanza sobre mí,
ya ni siquiera recuerdo el día en que me vi a mi misma partir...
"Hago las maletas, me voy de aquí..." (dice mi conciencia).
Y apenas puedo respirar de tanto pensar.

Nos fuimos por las ramas,
se desmadró nuestra cordura,
volvimos loca a la Luna
de tantas noches malas.

A veces mi insomnio es tan fuerte,
que mi cuerpo escapa de mi mente,
en intentos fallidos se queda mi presente,
el futuro incierto, como siempre.

Mis demonios vagan por el desierto de sus penas,
un candelabro lúgubre iluminó nuestra última escena,
como en un teatro, del que el actor no quiere marchar,
nos miramos a los ojos sabiendo, que no había tierra, sólo mar.

Vuelvo a explotar en otras letras, a penas sé qué coño me llena,
y me alejo de mi misma como una presa de las hienas.
Me tengo miedo, mi cabeza explora lugares inexistentes,
 impensables para algunos,
 pero yo los encuentro siempre,
aunque no quiera nacer de nuevo...

domingo, 30 de septiembre de 2012

desguazados como antaño

A diario me pregunto mil cosas a las que sé que jamás encontraré respuesta. No entraré en detalles de preguntas, porque no es el tema. A diario me duele el alma, y me agobio y echo de menos. Me odio y me quiero, me escondo y huyo de mi misma. A diario acabaría con toda esta mierda, pero a diario también valoro mi vida, y aunque sean pocas, valoro a todas esas personas que están a mi alrededor y que hacen que mis días se hagan un poquito más tragables, o digeribles. A diario lloro, ya sea hacia fuera o hacia dentro, todos lloramos en nuestro interior. A diario me lleno de mierda y me derrumbo, y otros días no tanto. Hay días en los que sonrío sin motivo aparente, y días en los que enfermo de tristeza casi sin darme cuenta. Observo a las personas y me muero de asco por dentro. Hay muy pocas personas y demasiada gente... Supongo que al final del día, lo que me mantiene es mi propia mente, que me dice "vale, otro día más, otro día menos...todavía puedes aguantar un poco más" Me sostiene la idea de que todo algún día cambiará. De que mis días dejarán de ser tristes, de que tendré una vida digna, de que la gente cambiará y el ego morirá. Me auto-convenzo de que toda ésta mierda algún día desaparecerá. Me ato a las utopías. Quizá nos sirva para caminar, aunque veamos ese cambio inalcanzable, en el horizonte, difuso y distante, nos sirve para seguir hacia adelante. Por todas las sonrisas que un día repartimos, las lágrimas que cayeron por nuestras mejillas, la rabia que se nos acumuló en el pecho, el amor que dimos y las mentiras que nos dijeron... Por eso y mucho más, a día de hoy seguimos en pie. Y no importa qué pasará mañana ni que pasó ayer, porque la vida es una puta ironía, y hay que vivir el hoy, con sus cosas buenas y sus cosas malas, con el dolor y las ganas de cambiar. Los abrazos y las puñaladas, las preguntas sin respuesta y las cosas que recordamos con una sonrisa en la cara.

La única libertad será la muerte.

Sumida en una tristeza inmensa, 
viendo que nada ni nadie me llena, 
me encuentro sola ante tanta mierda.

En la más inerte oscuridad,
oirás sus pasos marchar,
cuando no somos de nadie,
y nos consume el mar.

Cuando la libertad queda oprimida,
por una sociedad homicida...
Intento planificar mi huida,
pero no veo la salida.

La única libertad será la muerte,
aunque todavía no nos encuentre.


Alcohólicas noches de desencuentro con el alba, 
ni mis propios ideales me salvan, 
desilusiones por el suelo, sangre y pañuelos, 
miedo a la obscuridad por si en ésta me quedo.

El cielo está azul, pero mi alma gris. Quiero evadirme, quiero estar a solas con mi mente. No soy de destacar entre la gente, soy de esperar que para alguien yo sea importante, y que me aprecie. Que sepa abrazarme en momentos de crisis mental, que me diga que todo cambiará, que esta mierda de mundo no llega todavía a su final. Lloro lágrimas secas, mis sueños yacen en una cuneta, mientras mueren de hambre al otro lado del planeta, y aún más cerca.



sábado, 8 de septiembre de 2012

Era septiembre, aunque todavía hacía calor. La noche pasada había llovido a cántaros. El miedo continuaba latente, y su corazón lejos y a saber entre qué piernas...

jueves, 6 de septiembre de 2012

No puedo dejar de pensar en cómo estarás... no quiero presionarte, espero una llamada y oír tu voz más calmada...

lejos del mar ya...

Cuando cae la madrugada, mis lágrimas retenidas caen secas y vacías. El desentendimiento me desgarra las entrañas y tira hacia fuera todas mis ganas. Caigo en la cama, y me levanto otra vez, no puedo apagar la luz, mis fantasmas me persiguen... Escucho música pero sólo me oigo a mí. 





Mi playa, mi calma...

miércoles, 5 de septiembre de 2012

Muriéndome por saber si estás bien.

En mi oscuridad.

En mi oscuridad, derrochando dolor,
comiendo techo y almohada,
como un desecho en la cama tirada,
marchita y podrida cual olvidada flor.

El apocalipsis de mi alma está cerca,
apenas duermo para poder despertar mañana.
Leo poesía, rompo expectativas,
derrumbo castillos que no tenían entrada ni salida.

Deseando invierno, que el frío me lleve,
más lejos que mis putos pensamientos.
Soledad ansiada y repudiada,
y sobre tus lágrimas, llueve.

El reloj no da tregua, no para,
el calendario me pesa, las ganas de no hacer nada,
que me queman y maltratan esta vida cansada.

Estas cuatro paredes parecen devorarme,
la oscuridad me atrae desde cualquier parte,
la melancolía y su nostalgia de noche de martes.


lunes, 3 de septiembre de 2012

"Le dije vamos a la guerra que luego todo amaina..."


Me puede la impotencia de no estar a la altura,
todas estas dudas me llevan a la locura.
Mi tristeza crónica es una herida que supura,
mientras se pudre mi claridad mental.

Ni siquiera sé qué siento, ni qué quiero,
mi oceáno se llena de rabia y dolor.

No puedo avanzar, varias cosas me lo impiden, puede que ni tengan importancia en un futuro, sólo sé que ahora no puedo...
Tuve que ordenar mi vida, desde el techo hasta las estanterías. Pasé por fases de ésta no muy agradables, y viví otros momentos en los que habría parado el tiempo. Tuve miedos y dudas. Tuve cosas claras y aun así me costó aceptarlas. He tenido sueños que se quedaron en polvo por quitar encima del armario. No me veo dentro de cinco años, como no me vi en su momento. Ni siquiera me veo dentro de uno. Hay personas que sé que permanecerán siempre en mi subconsciente, otras se marcharán sin aportar nada. No voy a limitarme, no voy a esconderme ni a reservarme, porque la vida es una puta ironía, y hay que hacer todo lo que se pueda y se quiera hoy, porque mañana puede acabarse todo...


Y como un suspiro leve,
se me nubla la mente,
como el cielo cuando llueve,
y no sé si existo realmente...

sábado, 21 de julio de 2012

El tiempo destrozó sus labios,
su mirada penetrante quedó vacía ante mis párpados,
cuando ya nada volvería a salvarnos.

Nos hicimos adictos a hacernos daño.

martes, 17 de julio de 2012

Armaduras de escarcha.

Las venas se le rajan desde dentro, 
pensando en el momento 
en el que sus caminos divergieron. 

Pensando en qué perdieron sus labios, 
en qué momento su dolor palió tus daños. 
Aullando en la noche un lobo buscaba presas, 
sediento de sangre, al igual que sus ganas de follarte.




















Quién pudiera ser un jodido oso, e hibernar en el frío insoportable de sus ojos.

martes, 3 de julio de 2012

No me contéis cuentos.

Lo más lógico se pudre cada noche al caer el sol. Creen tener corazón, dicen tener alma, pero luego son tan hipócritas y tienen tantos prejuicios como a los que critican. Dicen no ser materialistas, sin embargo encuentran alivio al adquirir algún bien material, como una droga. Dicen odiar al sistema que los oprime, pero contribuyen a que éste se mantenga. Se quejan de no tener suficiente dinero... suficiente ¿QUÉ? Lloran por nimiedades, ignoran el verdadero dolor, la verdadera impotencia. Se agobian con sus vidas, piensan que tienen vidas de mierda, pero luego odian a los ricos... es un odio con envidia y rencor, por lo tanto son falsos. Odian las modas, pero todos pasaron por alguna, o siguen haciéndolo. Hablan mucho sin saber nada. Presumen de haber sentido, pero en realidad están podridos.

mental isla desierta...

Está preciosa la ciudad, con tus lágrimas lejanas.
Anochece, y habrá otro mañana.
Las velas ondulan en mi cuarto,
la brisa entra por mi ventana.

Qué harás dentro de unos años,
me pregunta el alba.
Sólo tengo ganas de marcharme, cuando todo está en calma.
El desequilibrio de nuestras vidas nos salva.

Yo treparía noche tras noche por tu espalda...




Algo recorre mi cuerpo, caen lágrimas sin tener recuerdos.


Algo se perdió aquel invierno, mientras describías tu vida como un verdadero infierno. Algo hizo que tu encanto se marchara lejos, que el dolor de las palabras nos hiriera a trozos, días que pasaron y meses que han llegado. Todo sigue igual pero a la vez ha cambiado. Miramos hacia atrás por miedo al futuro incierto, huimos del presente para no dañarlo, sangramos por todas partes, incluso cuando no podía mirarte. Creía tus palabras, mientras a otras sólo se les caían las bragas. Amé el odio tanto que la soledad me pidió matrimonio al dejarte marchar, odié tanto sus ojos como un invierno odia el calor...
Escribo y creen que vuelo,
pero mantengo los pies en el suelo.
Cabeza y corazón se baten en duelo,
dolor en pecho busca consuelo.

Te veo y creo que muero,
percibo olor a cuero
en tus más oscuros sueños.
Sus labios penitencia, sus ojos mis dueños.



viernes, 29 de junio de 2012

Me encanta hablarle a la luna y preguntarle por tu risa, si es que anda loca y perdida... buscando fortuna en colinas de heroína.

Nubes de ceniza.

La ciudad está cubierta por un manto gris y lúgubre que anuncia muerte. La polución me asfixia, respiro a duras penas. No estoy triste, pero escribo. A lo lejos un padre de familia llora, no muy lejos también un político disfruta en su yate. La desolación en un campo de concentración hace años. El sufrimiento de presos en Guantánamo. La esperanza del que come, la podredumbre de alimentos que se tiran en grandes cantidades, mientras niños y no tan niños mueren de hambre. La sangre fría, frente a un corazón valiente. La ignorancia supina frente a la estupidez consentida. Las mentiras del día a día que nos tragamos a la vez que comemos. El miedo del repudiado, del marginado, del diferente... frente a la soberbia de otros. Una taza de café que se enfría mientras al otro lado del mundo, niños recogen sus granos.







Que será de sus risas,
que será de este mundo con prisa...


martes, 19 de junio de 2012

Qué será de Italia...

Todo se torna de un gris claro cuando amanece y veo corazones destrozados. 
Todo se vuelve lejano, con el viento susurrando. 
He vuelto a soñarte, lo sé, aunque al despertar no lo recuerde.

Sus pupilas se clavaban en mi como poemas en el alma,
incluso su locura hacía que todo estuviera en calma.

Ni siquiera lo echo de menos, pero aunque pasen los años,
me mata el recuerdo de aquellos días...
Si hay algo que echo en falta es tener 4 o 5 años menos...


lunes, 11 de junio de 2012

Ya no quiero ser mayor.

Como un poema eterno, 
nos olvidamos del invierno...
El recuerdo de escucharte,
hablándome sobre el infierno.




Si lo de ahí arriba se llama cielo, donde vivimos...

El calor aplasta mis ganas de acordarme de tus historias, aquellas que me encantaba escuchar. Todo el odio, toda la rabia, comprendidos en la misma alma, y a su vez, el amor de un niño que llora porque no ama.


domingo, 10 de junio de 2012

Sundays...

Las personas pierden la poca humanidad que queda dentro de ellas, y yo me desdibujo en tardes de domingo, esperando a que venga alguien y me comprenda.

lunes, 4 de junio de 2012

Seguiré escribiendo cuando me lo permita mi tristeza sin explicación.

Puedo ser efímera como la luna en una noche nublada. 
Puedo ser sincera como el agua de nuestra playa es de clara.
Puedo odiarte en lo más profundo, y quererte con el alma.


Podrán seguir pasando las horas por la ventana.
Podrá el mundo girar ya sin apenas tener ganas.
Podrá mi piel arder entre tus sábanas.


Aunque las noches se tornen amargas,
aunque las palabras dejen de significar lo que significaban.


Podrá mi rabia hacer saltar las alarmas...
Que seguiremos en un sinsentido desquiciado al alba.





domingo, 27 de mayo de 2012

Se va la luna

Todo sigue siendo una real mierda ahí fuera,
qué hacer sin tus poemas de condena eterna,
la muerte acecha en cada esquina, en cada acera.


Una lechuza vuela en la blanca noche, 
iluminada por las lágrimas que se esconden. 
El atardecer ya no es rojo, sino ocre.


Más allá del deterioro de mis noches,
se esconde un canto leve,
se huele un aroma fino.



Cuando llegamos al fondo del pozo, sólo entonces conocimos la fórmula para subir arriba del todo.

miércoles, 23 de mayo de 2012

Un poco más que ayer.

Estoy confusa. Incluso me odio un poco más que ayer. Me odio por ser tan frágil e indecisa. Me odio por no soportar mi dolor, ni el dolor ajeno. Me odio cada día un poco más. Odio el miedo. Odio los atascos. Odio las malas caras y los abrazos falsos. Odio ser tan autodestructiva. Odio mi atracción hacia la tristeza. Odio no saber que hacer, odio las dudas. Odio el rencor. Odio el odio...


Oda a mis demonios.







Más por el miedo a perderme, sola me pierdo. 
Cuantos más corazones sufran, más frío será el invierno.


Cuantos más pasos en falso des,
más te dolerá luego tener que volver.


Nunca estuve hecha para ir más allá,
nunca me quise quedar por mucho tiempo en ningún lugar.


Fui fría cuando tuve que serlo y cuando no,
sólo cuando yo lo necesitaba dí calor.


Una pianola suena en el resquicio de mis desquicios,
una nota suave entra por mis oídos.


El sol brilla, ahora es primavera,
pero sigo sin saber qué nos espera.


El más crudo invierno sentí el mayor calor de mi vida,
ahora me cuesta encontrar una salida.


Con poemas me rajé las tripas,
con tu voz desgarradora por dentro me gritas.


Quizá la nostalgia me lleve lejos de este mundo,
y pueda conseguir la paz interior que hace tiempo busco.


lunes, 21 de mayo de 2012

Desde el abismo se goza de las mejores vistas.

Tu voz me arrebata la fuerza y sin embargo me la da cuando todo parece perdido. Tan dulce me arrebataste el corazón, que me dejo cortejar por las musas del abismo. Cuando estoy tan lejos de mi misma que ni me oigo, parece que mi voz se pierde en un débil ahogo, por querer alcanzar tus oídos. Gritarte y preguntarnos porqué. Salir huyendo de la nostalgia, mirar al cielo con esperanza de que algo cambie mañana. 

Parecía un cuento de hadas, tus manos en mi espalda. Y la puta de la luna tan lejana, dejándome al descubierto cuando salía el alba... 



Ni la desidia me llama, todo parece de cristal en este mar en calma.

domingo, 20 de mayo de 2012

Débil.

Fuerte? Yo nunca me he considerado una persona fuerte. Dicen que lo soy, pero lo que hago es aguantar, tragar dolor y resistir. Al fin y al cabo de qué nos sirve hundirnos? Tampoco me considero valiente. De hecho, muchas veces he sido una cobarde. Tengo miedos. Demasiados quizá. El dolor del mundo se me clava. Mi problema? Que mi cabeza siempre va uno o dos pasos por delante de mi corazón. Soy una persona racional pero con altibajos. Ni sí, ni no. Ni hoy, ni mañana. Ni siempre. Ni nunca.


Mi mayor temor reside en el futuro. Qué será del futuro? Qué nos espera... Me obsesiono y cambio drásticamente de opinión por cualquier rayada. Que qué tal? Pues es una puta mierda. No es bipolaridad ni esquizofrenia. Son cambios de humor. Sólo yo me entiendo a mi misma. Y lo que más me jode es el dolor que pueda llegar a causarle a otras personas.

Sé querer. Pero me cuesta. No sé perdonar a mis errores del pasado y me persiguen como fantasmas.

Se inunda mi mundo de infinitas posibilidades y yo qué hago? Ver la vida pasar, no me interesa vivir pa tener una hipoteca el día de mañana. Quiero ver mundo, quiero impregnarme de su dolor, para comprenderlo y buscar una cura.




Morirá la lluvia


Cuando la noche nos aclame,
tan clara y tan cobarde,
no estaré para quedarme,
volaré lejos.

Eliminaré el dolor,
de las pieles que ardieron
al contacto de la mía.
Se morirá el amor.

Se morirá la lluvia,
que transparente nos salvó de muchos fuegos.
Cayendo por las ventanas,
se morirá la lluvia.

Miro a la noche, me enfrento a ella.
Creo ver tu reflejo en los ojos de la gente.
Me miras decepcionado y te vas.

Cualquier día, una mañana,
la sangre recorrerá estas calles calladas.
La ciudad dejará de prostituirse,
con las miradas de los que no aman.

Yo seguiré escribiendo versos a la muerte,
para que no me lleve, y me deje observarte,
mientras duermes.


jueves, 17 de mayo de 2012

mundo podrido

Nos desmoronamos. Todo cuanto creíamos saber arde en nuestras conciencias. El mundo está prácticamente del revés. Si no tienes trabajo, tu familia no come. Y si lo tienes, come, pero tú no vives. Somos esclavos de un sistema que nos tiene bien atados. Todo parece estar controlado. Salgo a la calle y sólo veo maniquís, simples muñecos que se limitan a hacer lo mismo día tras día.

Se nos caen los párpados cada mañana, en la que difusas, dejamos volar nuestras ilusiones por la ventana, para incorporarnos al mundo real.

miércoles, 16 de mayo de 2012

aguamarina desclasada.

Eres la medicina que hace que me evada por unos instantes de esta mierda de mundo. Me arrancas la tristeza de los párpados. Te miro embobada, admirando tu fuerza. El mundo sangra por los costados, la humanidad se hunde en lo infrahumano, y yo tengo tus ojos mirándome y tus manos esperándome. 

Para qué quiero más?
A veces me pregunto.
Por qué luchar?
Porque siento el dolor del mundo.

Incluso a veces tengo ganas de irme,
porque me confundo.
Diluyo todo lo aprendido,
sólo me quedan tus latidos.

Arden ciudades por mucho menos,
que lo que pasé yo hasta encontrar tus besos.


"Naces, y tragas mierda. Sales al mundo y tragas más mierda. Consigues subir un poco y tragas menos mierda. Hasta que un día estás arriba en la atmósfera enrarecida y has olvidado el sabor de la mierda. Bienvenido a las capas del pastel."

jueves, 10 de mayo de 2012


Me faltas,
te falto,
si no te veo,
si no me ves.

Te miro,
se cae el mundo.
Te beso,
rompo esquemas.

lunes, 7 de mayo de 2012

El tiempo pasa, y no en vano.
Mi corazón lleno de heridas,
está hoy en tus manos.


Quizá me arrancaste la soledad del alma,
me enseñaste que podía ser mejor.


Mis ganas de llorar,
son por felicidad.
Aunque siga queriendo gritar.


La puta sociedad de mierda,
gente que no siente,
porque no puede ni comer.


Pero te miro a los ojos,
y por unos instantes,
puedo evadirme de lo real.

martes, 1 de mayo de 2012

piezas de puzle





No puedo dejar de pensar en pensarte,
algo me aleja de desearte
en cualquier parte.

A lo lejos suspiraba el mar,
llevándose tu nombre.

Colapsados de deseo,
el mar vuelve a la montaña,
igual que el paseo
de tus besos en mi espalda.

Escribo a trozos,
esta historia entrecortada,
no hay piel, sino batalla.

Y aún así en mi mente sigo follándote.
Desnudando hasta tu alma,
corriendo hacia la calma.

Puedo ser simple escribiendo un verso,
pero te aseguro, mi mente es de lo más complejo.

Como piezas de un puzle,
podríamos perder los nervios.

Susurra la luna a lo lejos.
Y lo llena todo de deseos nuevos.

A lo lejos respiraba el mar, me dijo.
Se llevó todos los besos,
y las palabras que nunca dijo.
Me dejó atada y sin excesos.